Blogia
PSICOLOGÍA IES EL ÁLAMO

¿AMOR O APEGO?

Desde nuestra perspectiva es importante distinguir entre amor y apego. Son dos cuestiones muy distintas pero que a menudo se mezclan y se confunden. Esto puede suponer un problema, especialmente en las relaciones de pareja, su devenir y su ruptura. A menudo la principal dificultad para aceptar que la relación ha terminado no es el amor sino el apego. .

¿A qué nos referimos con 'apego'? Se trata de la fuerza de atracción y la necesidad −consciente o inconsciente− de estar con la otra persona. En este sentido, el apego está relacionado con la fuerza del hábito. Ciertamente, el apego es esencial en la vida emocional de la persona. Los humanos necesitamos de apego, el apego nos da seguridad, nos evoca los primeros estadios evolutivos de vínculo maternal y paternal y ofrece una cálida sensación de protección. Nuestras relaciones amorosas están influenciadas por nuestra experiencia de apego en etapas tempranas.

El lado negativo del apego se presenta cuando viene acompañado de inseguridad y aparece el fantasma del temor al abandono. Ese miedo puede manifestarse en la necesidad de mantenerse cerca de la otra persona el máximo tiempo posible, llegando a crear situaciones asfixiantes. Si tomamos en cuenta que la independencia es necesaria incluso en la vida de pareja, este tipo de apego puede representar un problema.

Se pueden crear situaciones de mucha confusión cuando, por un lado se desea la presencia de la otra persona y al mismo tiempo duele el precio que hay que pagar por ello. En este sentido la cercanía física ofrece la ilusión de que además hay cercanía emocional. Sin embargo, éste no tiene por qué ser necesariamente el caso. La cercanía física puede ser producto de una fuerte dependencia. Las situaciones de apego desmedido suelen conducir a la relación a situaciones tormentosas. En esos casos los miembros de la pareja pueden sentirse atrapados...

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Rosi -

Yo me siento enamorada de un hombre que no me ofrece ninguna seguridad pero que cuando estamos bien y contentos, me siento tan segura a su lado. Pero luego por cualquier motivo se molesta, discutimos y entonces dice que no tenemos paz ,que él quiere paz y que mejor nos separamos. Siempre he sido yo quien lo busca y regresamos porque me dice que me ama mucho.Pero luego al cabo de unas semanas o un par de meses, vuelve a terminar por tonterías. Cómo puedo saber si lo mío es amor o apego si cuando estamos en buena situación,no tengo la urgencia de verlo, me quedo tranquila en mi casa , lejos de él, pero si la misma situación se da porque hemos discutido o nos hemos separado, siento una angustia y un vacío tanto en mi pecho , como en mi vida y siento que lo extraño taaaanto!
No sé que hacer, si volver a buscarlo , esperar que él lo haga o olvidarme de él. Por otro lado está el que, él es su peor enemigo, él no toma las decisiones que a él lo harían felices, sino a veces hace todo lo contrario y eso no es solo conmigo, también lo he visto en su relación hasta con sus hijos, que son su prioridad y luz de vida.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres